Hoy quería hablaros de la infidelidad en pareja.

No entraría aquí todo lo que sean parejas abiertas, tema de cornudos consentidos, tríos, mundo swinger o similares. En esos casos, son ellos los que ponen las reglas en su pareja, y si ambos las aceptan, me parece genial.

(De hecho si os gusta ese mundo podéis leer blogs muy interesantes como el de unhombrelibre o el de cuernosgaybisex).

Yo me refiero a parejas en las que una de las dos partes, engaña a la otra sin su consentimiento. Porque si partimos de que en una relación el tema de la sinceridad es muy importante, la infidelidad rompe justamente con eso.

Dicho esto, he de reconocer que  dos veces en mi vida estuve apunto de ser infiel.

La primera vez fue justamente con Lorenzo, de quien os hablé en el último post. Como ya os conté llegó un momento en que mi relación no podía alargarla más, así que recuerdo que entré un día al chat pidiendo consejos sobre cómo cortar con alguien provocando el menor daño posible y di con un chaval que no vivía demasiado lejos de mi casa. Al notar el estado de agobio en el que me encontraba, me dijo que lo mejor era quedar a tomar algo y así hablarlo cara a cara, que seguro que me iba a sentir mejor.

Estuvimos un rato en una cafetería, y al terminar de la charla me comentó que estaba claro que mi pareja no tenía futuro y me dijo que si quería ir a su casa… Yo accedí, a sabiendas de lo que eso significaba (que no era tonto), pero fue dar unos cuantos pasos y arrepentirme, diciéndole que aunque tenía claro que mi situación no podía continuar así, irme con él en ese momento no era la mejor forma de solucionarlo.  Al día siguiente, cortaba con Lorenzo.

Años después, estando nuevamente en pareja, la cosa no funcionaba nada bien. Digamos que me sentía estancado, y nos empezamos a dar cuenta de que lo nuestro no iba a ninguna parte. Era ya la época del Bender (la aplicación de ligoteo), así que un día de calentón en el que él estaba fuera, me bajé la app, y automáticamente ligué con uno. En ese caso, fui directamente a su domicilio (no sin cuestionarme qué coño estaba haciendo). Subí a su casa, un poco de charla, y cuando ya estábamos en su cama, ambos con los pantalones por los tobillos y ya palotes, me entró un ataque de conciencia brutal, y le dije que me iba. Le comenté que tenía novio, y que aunque no nos iba bien ahora, si me acostaba con él no me lo podría quitar de la cabeza. Yo pensé que se cabrearía, por actuar un poco de calientapollas, pero me dijo que me entendía, y que si no iba a estar agusto era mejor así.

Incluso antes de despedirme de su casa, me dijo una frase que se me quedó grabada:

“tu novio tiene mucha suerte por estar con alguien como tú”

Sin embargo,  para mí era justo al contrario porque yo me sentía bastante mal por aquello, y cuando mi novio volvió de viaje, recuerdo que me costaba mirarle a la cara. Nunca le reconocí lo que pasó, pero sí tuvimos una conversación bastante sincera entre nosotros y aunque nos dimos una segunda oportunidad que pareció funcionar bastante bien, poco tiempo después, cortamos definitivamente.

Si que es cierto que en estas dos veces, mi relación de pareja estaba prácticamente muerta, y aún así no llegué a rematar nada porque no me parecía justo engañar de ese modo a la otra persona (y aparte los remordimientos que me entraron, que fueron increíbles).

Por eso no consigo comprender qué pasa por la mente de una persona que es infiel de forma habitual, y que nunca se llega a cuestionar el daño que puede estar haciendo.

Y es que a lo largo de mi vida he conocido bastantes casos (tanto heteros como gays) de cornudos y corneadores.

Un amigo de mi pareja, de hecho, está casado y con una hija, y a lo largo de bastante tiempo ha tenido una amante fija a la que veía cuando podía, invéntandose mil historias para ir a verla. Y cuando terminó la relación con esa, empezó con otra del mismo modo.

¿La excusa? que su relación con su pareja está rota, pero que si tuviese que divorciarse, el gasto que eso le supondría sería increíble, así que mejor seguir así.

Luego están otros casos que también conozco en el que según ellos hay que diferenciar el amor, del sexo.

De estos conozco a un tío que tiene novia desde hace años, que viven juntos, pero que  es tan machote él que siempre necesita más, y por eso se acuesta con tíos y tías (se reconoce bisexual), sin importarle absolutamente nada.

Lo fuerte es que él siempre dice que está superenamorado de su novia y que una cosa no quita a la otra. Pero a mí engañar de esa forma a alguien que se supone quieres tanto, me chirría un poco.

Y vale que es solo sexo, pero no creo yo que si ella se enterase, el saber ese detalle le aliviaría mucho más (siendo que con los cuernos que lleva la pobre, no cabe ya por la puerta).

Y puedo entender que cada uno es un mundo y que lo que le parece mal a una persona, a otra le parece estupendo (de hecho el tema de la infidelidad suele ser bastante polémico), pero pienso que el engaño en una pareja, nunca puede ser sano.

Por último aclarada mi opinión al respecto, solo queda añadir una cosa más.

Y es que he de reconoceros que la gente infiel, aunque me repelen por todo lo que he explicado (me pongo automáticamente en la piel del cornudo/a), también he de reconocer que me generan una atracción, digamos, malsana, supongo que por esa actitud hipermachorrra que suelen desprender todos ellos y que he podido comprobar más de una vez.

Ya véis, contradicciones que tiene uno…

¿A todo esto, vosotr@s qué pensáis?

Los comentarios, aquí debajo o en mi mail: gayalguien@hotmail.com

Anuncios

10 comentarios en “Infiel

  1. Como ya te dije en otro post donde se abordaba el tema, aquí hay muchísimas opiniones. A mi modo de ver sí existe una diferencia entre amor y sexo, quizá porque lo he vivido de cerca. He conocido a unos cuantos tíos hetero con mujer, casados o con novia, que de vez en cuando quieren que se la chupe un tío o follarse un culo. Sin más. Nunca se van a enamorar de tí, ni querrán una relación contigo; se desahogan, cumplen su fantasía y siguen tan bien con sus vidas. De hecho, les ves con sus parejas totalmente felices y con relaciones sanas. ¿Qué sentido tendría contarle a sus mujeres que una vez cada X tiempo hacen estas prácticas? Yo creo que ninguno, me parece un daño innecesario y evitable. Lo mismo podemos aplicar a todo tipo de parejas cuyos miembros, esporádicamente, se dan “un capricho” sexual seguro con otra persona, sin que eso signifique más que lo que es.

    Ahora bien. Otra cosa muy distinta es que se produzca una infidelidad en mi modo de concebirla, que quiere decir, que uno de los miembros de pareja se vea continuamente con otra persona, tenga sexo y empiecen a sentirse atraídos, o surja el amor entre ellos. Eso para mí, es imperdonable y es lo que considero infidelidad como tal.

    Un saludo Pablo!

    Me gusta

    1. Pues aquí como te he dicho no lo veo igual, porque para mí infidelidad lo es tanto con amor o sin amor. Y me parece igual de mal por el simple hecho de que estás engañando a la otra persona (y da igual si se lo dices, o no).
      Por esa misma regla de tres, el marido que se va de putas de vez en cuando ¿no es infiel?
      Aquí discrepo bastante.

      Un saludo!

      Me gusta

  2. Yo totalmente de acuerdo contigo. Sea solo por sexo o sea por amor, hacer lo que sea a espaldas a tu pareja es una forma de engaño y no está bien, de hecho si lo estás ocultando es porque no estás convencido/a de que lo que estás haciendo esté bien. Todo lo que se diga sobre los motivos que te llevan a hacerlo y a no contarlo no son más que maneras de justificar el propio egoismo, basado en pensar en tu propia satisfacción y no en la persona que vive contigo.

    Me gusta

  3. Voy a resumir mi postura al respecto con que estoy totalmente en contra de la infidelidad pero estoy a favor de las relaciones abiertas (aunque creo que no son para mí). Cuando eres infiel, ya sea con sentimientos de por medio o sin ellos el mensaje es muy claro, tu pareja te importa una mierda pero te resulta cómodo seguir con él/ella.

    Mi pareja se ha tenido que ir de España como mucha gente y ahora vive a 3.000 km de distancia. Uno de los últimos días que nos vimos antes de que se fuera hablamos sobre llevar el tema distancia y me dejó muy claro que no quería que pasáramos a ser una pareja abierta (yo estaba dispuesto dadas las circunstancias). Ahora bien, si mi pareja me fuera infiel tengo muy claro que la relación estaría finiquitada. Nunca he sido infiel y, que yo sepa, tampoco lo han sido estando conmigo. Dejando aparte la sinceridad la infidelidad atenta también contra la confianza y la lealtad, dos aspectos que considero muy importantes en la pareja. Si quiero ponerme las botas prefiero no tener pareja porque para eso cuando estoy soltero soy un putón de tomo y lomo.

    Abrazotes.

    Me gusta

    1. Hola Christian

      Yo también cuando he estado soltero he sido un putón de los buenos, jaja.
      Coincido contigo en lo que dices de la “comodidad”, porque muchas veces hay mucho de eso en las infidelidades.

      Un abrazo.

      Me gusta

  4. A priori (nunca se sabe lo que puede pasar en el futuro), me sentiría mal ser infiel a mi pareja, pero la carne es débil y nunca se sabe…

    En cuanto a que me sean iinfieles a mí, no sería una cosa que me gustase pero tampoco me parece lo más trágico. Me explico: para mí había cosas que me harían salir corriendo antes que eso, como podrían ser los celos patológicos o la necesidad de cambiarme antes de aceptarme como soy. Para mí una infidelidad puede ser un síntoma de que algo no funciona en la relación; puede tener arreglo o no, pero no sería la mayor tragedia que puede haber como opina mucha gente.

    Un saludo.

    Me gusta

    1. Lo de superar unos cuernos dependerá mucho de las tragaderas que pueda tener cada uno como pareja, eso está claro. Y aunque es cierto que pueden haber cosas peores, para mí sí que sería causa para romper una relación.

      Un saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s