Guillermo y César, que habían sido pareja intermitente durante mucho tiempo, decidieron finalmente cortar del todo y comenzar relaciones cada uno por separado.

Como con César, debido a su carácter, no nos llevábamos ya demasiado bien (a mí siempre me cayó fatal) los demás nos alegramos bastante con su ruptura, tomando todos parte por Guillermo.

Así como yo seguía siendo muy celoso de mi intimidad (recordad que ni dije que había tenido pareja), Guillermo era todo lo contrario, y a partir de entonces, tío que conocía, tío que nos presentaba.

Aunque a él le encantaba fardar de ligues (que eran todos impresionantes), me sorprendió su inseguridad a la hora de relacionarse, puesto que para él era muy importante nuestra opinión antes de volver a tener pareja.

Uno de estos ligues que nos presentaba para su aprobación fue un chico llamado Carlos.

Un domingo quedamos a comer en un bareto al que solíamos ir mucho por aquel entonces. Raquel y yo llegamos unos minutos antes, y nos pusimos a comentar que a ver cómo sería el nuevo chaval que nos traía para que lo juzgase el comité de sabios (como nos hacíamos llamar en plan coña).

Nada más verlo, me sorprendió mucho que no fuera de los típicos tíos de calendario que le solían gustar a Guillermo, ya que este era un chaval de lo más normalito. Al principio no caí, pero cuando se sentó delante mío y se presentó, me di cuenta de que a ese chaval le conocía de algo.

Yo toda mi vida he sido bastante fisonomista, y puede pasar el tiempo que sea, años incluso, que si te he visto una vez, me acordaré siempre. El único problema es saber dónde ubicarte. Es decir, recuerdo que te he visto, pero no sé dónde.

Con Carlos, me pasaba esto ultimo, así que me pasé toda la comida preguntándole de todo por ver si en alguna respuesta recordaba de qué le conocía. Una cosa sí estaba clara, yo me acordaba de él, pero él no recordaba haberme visto nunca.

No fue hasta los postres cuando de pronto me vino a la mente:

¡¡Le había visto en CAM4!!.

Por si no sabéis de qué hablo, cam4 es una página donde gente anónima enseña lo que quiere enseñar sin cortarse ni un pelo y es una gozada para todos los que somos  exhibicionistas – voyeuristas.

(Tengo que reconocer que yo mismo tengo perfil abierto en esa página aunque hace bastante que no emito, aunque sí que sigo entrando de vez en cuando para ver el panorama)

En los años de los que hablo, el enganche que tenía con esa página era bastante fuerte y en una de ésas me acuerdo de haber visto a Carlos.

Generalmente la gente emitía sin caras, pero me acordaba precisamente de la suya porque hacía poco que le había estado viendo como emitía, y era un cerdo de tomo y lomo. Para que os hagáis una idea, en el momento en el que le vi la cara estaba metiéndose un consolador enorme por el culo, subido encima de una silla. Al agacharse para coger el dildo y chuparlo, fue cuando se le vio el careto, motivo por el que me acordaba de él.

Yo para unas cosas soy bastante tímido, pero para otras, según el momento, no me corto ni un pelo, así que en los cafés, aprovechando que Guillermo había ido al servicio y Raquel a hablar por telefono le dije a Carlos que ya recordaba dónde le había visto.

Le comenté incluso cuál era mi perfil en la página y de hecho a él también le sonaba el mío, así que, sin saberlo, ambos nos habíamos visto desnudos por cam (yo emitía sin mostrar el rostro). Le pregunté si Guillermo sabía de su afición y me dijo que sí y que de hecho era por esa página por donde se habían conocido, casualmente.

Una vez se reincorporaron a la mesa Raquel y Guillermo, Carlos, como si tal cosa, repitió la conversación que estábamos teniendo, por lo que en ese momento me di cuenta de que la palabra vergüenza no entraba en su vocabulario.

Pues bien, la relación entre ellos duró bastante poco (cosa lógica porque no era el tipo de tíos que le gustaba a Guillermo), pero ellos mantuvieron la amistad, por lo que seguía viniendo de vez en cuando con nosotros y contando sus experiencias en esa página con todo lujo de detalles.

Así , cuando cam4 empezó a permitir ganar pasta mientras emitías en directo, él se dio de alta y aprovechando que estaba en paro, empezó a sacarse un dinero (que no se puede llamar extra, pues era su único ingreso). Según nos contaba, podía ganar entre 600 y 1.000 euros al mes, sólo por exhibirse.

Además, para evitar que se le reconociese (como hice yo), nos comentaba que había decidido emitir únicamente para América, porque se ve que la página te daba esa opción, y que por la diferencia horaria, incluso se había organizado la jornada de forma que durante el día dormía, y por la noche se exhibía.

(De hecho, según él, las noche que salía de fiesta con nosotros eran una noche de pérdidas  porque a esas horas era cuanto más sacaba)

Asimismo, la página le permitía también emitir shows en privado, por lo que entró en contacto con varios americanos (la mayoría abueletes con pasta) que le pagaban bastante por hacer actuaciones exclusivas para ellos.

Con el tiempo, incluso uno de estos ricachones, le llegó a pagar el viaje a EEUU para que le hiciese allí actuaciones en vivo, que a mi cuando lo comentó, llegué a pensar que a saber que tipo de habitación le tendrían preparada (me imaginaba alguna con arneses colgados del techo o algo así) porque dadas las guarradas que le llegué a ver aquella vez, me puedo imaginar de todo.

A día de hoy el contacto con él es cada vez menor.

El único que sabe más de él es Guillermo, y por lo que cuenta, su forma de vida actualmente está orientada a la webcam, porque vive por y para esa página.

Mis amigos dicen que soy un agorero y un tremendista, pero aparte de que a nivel de Hacienda no sé cómo puede justificar sus ingresos, pienso que lo más preocupante de su vida actual es que, si sigue así ¿no puede estar a un paso de la prostitución?

Acepta dinero y regalos, y vive, actualmente de su cuerpo.

A ver, si le ofreciesen hacer alguna película porno, igual no lo vería de esa forma, me parecería llegado el caso incluso bien, pero lo otro…no lo tengo tan claro.

Aunque también es cierto que si es algo que libremente ha decidido él, tampoco soy yo quién para juzgarlo, ¿no?

Los comentarios, aquí debajo o en mi mail: gayalguien@hotmail.com

Anuncios

11 comentarios en “Gigoló europeo

  1. Yo también veo excesivo que se dedique nada más que a dar sesiones de cam4, más que nada porque eso le acabara repercutiendo muy negativamente a nivel económico, para eso que vaya un paso más allá y se meta a hacer porno, al menos con eso sí que podría decir que tiene un trabajo.

    Si mal no recuerdo César era bajito y gordo, ¿no? Mira que Guillermo no me parece para nada buena persona (me parece fatal lo que te hizo, qué le vamos a hacer) pero al menos es más de amplio espectro de lo que podría parecer.

    Abrazotes, Pablo.

    Me gusta

    1. A ver, César feo tampoco, pero bajito y regordete sí. Lo que siempre ha tenido Guillermo es que para follar, tios espectaculares, pero para pareja, siempre han sido de lo más normal. Y yo tengo claro que es porque en eso no quiere que le hagan sombra, que para pibonazo, ya está él (es así el chaval).

      Abrazos.

      Me gusta

  2. ¡La realidad supera la ficción! Bueno, yo no veo ningún problema en que el muchacho se gane la vida así, salvo uno, y es que debería prepararse de alguna manera para el futuro: no tiene pinta de ser el tipo de trabajo con el que uno pueda llegar a la jubilación…

    Me gusta

    1. Pues eso mismo pienso yo, porque él ni busca ya trabajo ni nada, lleva ya bastante tiempo metido en ese mundo y de momento no parece que tenga intención de dejarlo. Pero bueno, allá cada uno…

      Me gusta

  3. Si se dedica a eso y está sacando pasta creo que debatirlo es lo de menos porque andará enganchao mientras tenga suficiente para vivir. Es curioso porque mi marido me dijo con verguenza que veia cam4 y a mi me pareció normal, tampoco he descartado nunca que él hubiera emitido pero claro ahí entramos en el mundo de los prejuicios y esas cosas que tan mal hacemos los seres humanos que es tratar que los demás se ajusten a lo que nosotros pensamos… Me ha dado que pensar esta entrada. Gracias.

    Me gusta

    1. Pues si tu marido entra de vez en cuando, igual alguna vez ha emitido, pero tampoco creo que pase nada. Es un morbo como otro cualquiera. A la próxima le acompañas tú en la emisión y listos, jeje.

      Saludos.

      Me gusta

  4. Huy y yo sin tener ni idea que existía eso del cam4… pues yo tampoco veo demasiado problema en que el hombre este se saque unos cuartos de esta manera pero tal como han dicho ya, le convendría ir pensando en una manera alternativa de ganarse la vida porque en cuanto se le empiece a pasar el arroz, se queda compuesto y sin pensión.
    ¡Ten buen inminente fin-de!

    Me gusta

    1. ¿En serio no conocías esa página? Pues yo pensaba que la conocía ya todo hijo de vecino…. (Si es que tendría que haberles pedido comisión por hacerles la publicidad gratis, jeje).

      Me gusta

  5. Me ha gustado mucho leer esta anécdota porque me he sentido muy identificado con lo que cuentas. Hará ya unos años, en plena explosión de cam4.com, me decidí a emitir alguna vez sin dar la cara y sin enseñar la polla, solo quedándome en calzoncillos. Nunca lo hice por dinero, solo por morbo, y era increíble la cantidad de gente que se conectaba para verte. Pero bueno, también me dedicaba a ver a más chicos y mi sorpresa fue que me encontré allí emitiendo y pajeándose a uno de mis mejores amigos de entonces, el shock fue brutal: no ya solo por el hecho de que nunca me lo hubiera imaginado haciendo algo así, sino porque tampoco habría imaginado el trípode que tenía entre pierna y pierna 😛

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s