Ya comenté hace poco el funcionamiento de CAM4, donde gente anónima se exhibe y pajea a la vista de todo el público que quiera conectarse.

Durante una etapa de mi vida, yo también le cogí el punto a lo de la exhibición por cam, y además, viendo que Guillermo y César se habían conocido a través de esa página, intenté yo también usarlo a modo de red social.

Lo único que tenía que hacer era, aparte de filtrar por países, buscar gente que también indicara que emitía desde mi misma ciudad, y aunque las opciones se reducían bastante, siempre era fácil dar con alguno.

Así conocí a un chico que se hacía llamar “Deker29”. Como la mayoría de pajilleros, el chaval emitía sin mostrar su rostro, por lo que lo primero que me llamó la atención fue su físico. Moreno, velludete, y con unos buenos huevos rasurados que en pantalla hacía que pareciesen como dos bolas de billar. De culo, aunque también velludete, muy apetecible.

Nada más pinchar en su cam, le dije que yo también era de Valencia, para así romper un poco el hielo y llamar su atención. Como físicamente también debí gustarle (yo tampoco exhibía cara), al poco empezamos a calentarnos mutuamente.

La gracia de esta página es que tú te exhibías ante un número indeterminado de personas y eso es lo que realmente más morbo daba (por lo menos a mí) sin embargo, el chaval parecía algo más tímido que yo, así que por privado me dio su msn para hablar de forma más personal (ahora creo que esa opción la han puesto de pago).

Realmente, lo que se dice hablar, hablamos poco. Lo que hicimos fue bajarnos el calentón con un pedazo de paja de las buenas, y ya después de la corrida, sí que charlamos un rato.

Me comentó que era albañil, y de buenas a primeras si el chaval me había parecido majo, pasó a parecerme el tío mas morboso del momento, imaginándomelo en una obra, con su casco, sus manchas de cemento, su…todo, y provocando que se me pusiese la polla otra vez como una piedra.

Le hablé del morbo que me había producido saber que me acababa de correr con un trabajador de la construcción, y él, ya venido arriba del todo, me propuso que si quería un día podía acercarme, a última hora, a la obra donde él estaba currando y montárnoslo allí mismo.

A los pocos días, cuadrando horarios y demás, llegó ese momento y allí que me planté a la hora indicada, sobre las siete de la tarde. La idea era que yo esperase en la acera de enfrente de donde curraba y, cuando se fuera todo el mundo y estuviese la zona despejada, que ya me avisaría para que entrara.

Estuve ahí casi media hora y cuando ya empezaba a pensar que me había tomado el pelo y que me iba a ir con el rabo entre las piernas, vi como la puerta corrediza se abría lentamente hasta que apareció el chaval de la cam, con un mono azul, el casco y un chaleco de esos reflectantes.

El morbo personificado.

Me comentó que había tardado un poco más en abrir porque quería lavarse un poco, lo cual agradecí (un detalle, porque hay gente muy cerda). Su trabajo en realidad no era de albañil, sino que era el operario que llevaba la grúa o algo así (no me quedó claro), pero vamos, que me dio igual, porque mientras en su trabajo apareciesen las palabras “obra” y “construcción” su actividad en concreto me era totalmente indiferente.

Nada más cruzar la puerta, y para evitar que desde las fincas colindantes pudiesen vernos, me llevó a la caseta de obra para enrollarnos más cómodamente.

La caseta de la que os hablo, por si no lo sabéis, es una especie de contenedor metálico que suele haber en todas las obras y es donde o los comerciales suelen vender los pisos pilotos, o donde los arquitectos o aparejadores tratan con los jefe de obra.

Esta caseta en concreto, bastante pequeña, consistía en una mesa con un par de sillas y en la parte trasera un pequeño baño (minúsculo más bien). Como la mesa daba a una ventana que daba a una calle bastante transitada, empezamos a meternos mano en el minibaño trasero.

Lo primero que hizo el chico fue bajarse la cremallera del mono para estar más cómodo, porque su empalme ya era evidente. Debajo no iba en bolas, llevaba gayumbos, pero cuando se dejó caer el mono al suelo, me agaché enseguida y tardé poco en quitárselos.

Como ya iba a media asta, la mamada que le hice provocó que poco a poco aquello fuese creciendo (he de reconocer eso que dicen que la tele engorda, porque es cierto que por cam su polla me pareció más grande, pero tampoco me iba yo a quejar).

Después de esa mamada, el empezó a hacerme una a mí, también agachado. Entre que el calentón era enorme y que aquello era enanísimo, pronto empezó a faltarnos el oxígeno, con lo que importándonos ya todo un pimiento, salimos del baño para respirar y de paso aprovechar la mesa que teníamos a nuestra disposición.

(De todos modos, he de decir que como no encendimos la luz y nos veíamos con la de la calle, poco se podría ver desde fuera)

En un momento dado, saqué los condones que me había llevado por si había sexo completo (tampoco lo habíamos comentado previamente) y al verlos me dijo que quería poner él el culo, pero que fuese con cuidado porque tenía poca experiencia homo (sí, el chico tenía novia).

Lo que no había traído era el lubricante, así que con saliva y como pude empecé a penetrarle, pero era evidente que no sé si por la tensión o por su poca experiencia, el chico estaba demasiado cerrado.

Con paciencia, e intentando que se sintiera cómodo, al final se la pude meter entera. Sin embargo llegó un momento en que me empezó a doler el rabo de lo fuerte que apretaba el chaval el culo, así que al poco dejé de follarle, con la polla ya enrojecida por la fuerza.

Nos acabamos corriendo el uno frente al otro, pringando sin querer un montón de papeles que estaban sobre la mesa. Recuerdo que el chaval dijo que no pasaba nada, que total para el día siguiente ya estarían secos (y acartonados, pensé yo también), así que nos aseamos un poco y empezamos a vestirnos.

Cuando nos despedimos, hablamos de repetir otra vez la experiencia, aunque teniendo él novia, me comentó que lo tenía complicado, y que sólo quedaba con tíos de uvas a peras, cuando el calentón le impedía seguir con su vida diaria.

Hubiese sido un polvo más como algunos de los que os he contado hasta ahora si no fuera por algo que descubrí a la mañana siguiente, y que me provocó el tener que mantenerme durante un tiempo fuera de juego.

Los comentarios, aquí debajo o en mi mail: gayalguien@hotmail.com

Anuncios

8 comentarios en “En Construcción

  1. Jajaja, una vez quedé por Grindr con el hijo de un contratista y se le ocurrió la idea de irnos a las obras de un edificio que llevaba su padre, como la caseta del vigilante estaba cerrada y no tenía llaves follamos de pie allí mismo, primero yo a él y luego él a mí. Fue super morboso.

    Abrazotes.

    Me gusta

  2. ¡¡JODER!! Menuda situación la de follar en una obra. ¡¡Ojalá lo hiciese yo también!! Jejejejeje.

    Y ahora me pregunto ¿qué será eso que nos dejas para la próxima entrada y que veo que no será para hoy jueves?

    James

    Me gusta

  3. Totalmente de acuerdo en que el asunto del mono azul y tal da como mucho morbete, uff, y más perteneciendo a un gremio que parece como más “hetero” que otros -o me parece a mi, no sé-.Pero es que creo que ya dije aquí que tengo mucho fetichismo con los uniformes laborales, me parecen bastante sugerentes…todos menos el mío, jajaja, pero vete a saber, igual en mi ignorancia yo también voy desatando tempestuosas pasiones por ahí y aún no me he enterado 😉
    Como he leído los posts al revés yo ya sé el final y cuando leí estaba diciendo “noooo, no te lo folleeeees” porque sabía que iba a pasar al día siguiente pero claro, es como las películas, que pasa lo que tiene que pasar aunque uno no quiera…en fin, si alguien solo leyó hasta aquí que sepa que al final-final todo termina bien, jaja.
    ¡Abrazos y buen domingo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s