Ya os he hablado algunas veces en este blog de maridos que le ponen los cuernos a sus mujeres con otros hombres.

Muchos se consideran heteros curiosos o bisexuales. Pero también hay algunos que aún considerándose gays, debido a situaciones familiares o sociales, deciden casarse con una mujer para estar más “integrados” en la sociedad.

Esta forma de pensar, por suerte, ya se está perdiendo, pero existen generaciones que en su momento no veían otra opción.

Hasta ahora siempre he hablado de este tema por gente que he conocido durante estos años, o amigos de amigos, pero hace unos meses, alguien de mi entorno familiar decidió dar un paso al frente.

Mi tío (llamémosle V.), se casó hará casí 40 años cuando aún era muy joven. Durante este tiempo ha tenido tres hijos, dos chicos y una chica, esta última aún adolescente, formando, a la vista de los demás, una familia normal y corriente.

Hace poco tiempo él abandonó la casa familiar porque había “descubierto” que era gay, y que se sentía atraído por un compañero de trabajo.

El terremoto en la familia fue bastante fuerte. Muy fuerte. Algunos, sorprendidos, otros no tanto. En mi caso en concreto, nada sorprendido.

Mi sospechas respecto de él, he de confesar que ya empezaron hace años, e incluso hice velada referencia en el post de LoschicosdelBarrio. Allí os comenté que un chaval con el que me enrollé, me habló de mi tío de una forma que hacía ver que le conocía bien. Demasiado bien. Estaba claro que entre ellos algo había pasado, sin embargo, por discreción o porque no quería en aquel momento saber nada más, no quise confirmar si había habido sexo entre ellos (si bien su sonrisa dejaba lugar a pocas dudas).

Posteriormente, esas sospechas fueron en aumento.

Igual para alguien fuera de este entorno, las cosas de las que mi tío hablaba no significaban nada, pero para mí, sí. Decir, por ejemplo, que le gustaba mucho pasear por ciertos jardines de mi ciudad (donde en el mundillo gay se sabe que son famosos por el cancaneo); contar que se había apuntado al polideportivo más gay de toda Valencia (os hablé de él en un post anterior), o incluso el tipo de ropa que se compraba últimamente (en conocidas tiendas de ropa gay) me hicieron confirmar que al menos mi tío sería bisexual.

En los últimos tiempos, la situación (al menos para mis ojos) era tan evidente que llegué a pensar que su mujer, mi tía, estaría ya al tanto de todo. Que incluso serían como una pareja abierta o algo así, porque me parecía del todo increíble que ella no se hubiese dado cuenta de nada.

Así que cuando mi tío salió del armario, me pareció hasta cierto punto lógico y consecuente, aunque decir que ha sido ahora cuando ha descubierto lo suyo, es algo que no se cree ni él mismo.

La situación ahora mismo entre el matrimonio es nula, claro. Y con sus tres hijos, aunque correcta, supongo que por las circunstancias tardará todavía mucho en recomponerse.

El problema viene porque  si bien su homosexualidad, latente o no, llevaba con él muchos años, es ahora cuando en ese estado de “libertad” quiere recuperar el tiempo perdido, aún a costa de todo.

¿Es lícito hacer algo así? pues supongo que sí, claro, pero tampoco creo yo que se pueda pretender vivir una vida que no has vivido como si tuvieses veinte años. Supongo que hay una época para todo, y si actualmente rozas los 60 años, pretender ir con sudaderas y ropa juvenil e intentar cerrar todos los locales como si fueses un universitario, puede resultar un poco patético desde mi punto de vista.

Porque eso es lo que ocurre ahora. Con el compañero de trabajo se ve que no prosperó la cosa (por lo visto él también está casado pero no quiere dar ese paso), y ahora mi tío va a la caza de jovencitos descarriados, jovencitos que igual tienen la edad de su hijo mayor, sin pensar que puede resultar ridículo a estas alturas de la vida.

¿Es una crítica lo que estoy haciendo? ¿Acaso no tiene el derecho a reiniciar una nueva vida? Pues sí, claro que sí, por supuesto. Pero es la primera vez que veo de cerca cuáles son los resultados directos de un “reseteo” en toda regla, y me duele por lo que deja en el camino.

Por otro lado, contarle a todo el mundo determinadas cosas (Valencia muchas veces es un pañuelo) -básicamente anécdotas sobre los cuernos que le ponía a mí tía, orgías en las que participa, o saunas a las que va-  que tarde o temprano puede que le lleguen a oídos de familiares (como es mi caso), no me parece demasiado correcto.

Y tampoco pretender que tus padres, que ya son muy mayores, acepten con total normalidad algo que para ellos, por su mentalidad, puede que les cueste asimilar. Y contarle los pormenores de tus correrías sexuales, tampoco creo que ayude demasiado.

Supongo, y espero por su bien, que esta nueva etapa pase pronto, y al menos vuelva a ser la mitad de persona que era antes, porque no me parece justo un cambio tan radical de vida cuando quieras que no, es imposible hacer como si no existiesen 40 años de vida anterior.

Los comentarios, aquí debajo o en mi mail: gayalguien@hotmail.com.

Anuncios

16 comentarios en “Tío Vania

  1. Pues te cuento, descubrí mi tendencia bisex hace años “en una orgía” desde entonces he tenido relaciones con tipos y hasta hace poco tuve una relación con un tipo casado casi dos años, con él casado y hetero (me lo ligue) me gustaba ser pasivo y diablo como me gustaba, hasta que por su curre se fue fuera y se acabo, me costo convencerlo vaya que me costo fue una verdadera delicia https://kamasda.tumblr.com/post/145454993403/mucho-tiempo-despu%C3%A9s-me-gusta-sentirlo-encima-y/embed

    Tengo una amiga ella sabe que me gustan los tipos bueno realmente en el circúlo de mis amistades todos lo saben el caso es que hace un tiempo, me llamo a mi y otro amigo este gay para contarnos que había sorprendido a su marido en “su” cama con un chico jovencito, que lo tenía puesto en cuatro….menudo disgusto se pillo, hablaron y el le confeso que desde siempre les gustaron los chicos, ella no estaba dispuesta a consentir y lo que nos dijo nos sorprendió, yo puedo luchar contra otra mujer, pero no puedo luchar contra un tipo, las armas son distintas.

    A mi me gusta el pegging ella lo sabe, le sugerí que lo hablara con su marido también nuestro amigo, le costo y mucho y felizmente accedió, el problema fue algún tiempo después que el la dejo por un chico.

    Le gusta a 1 persona

  2. Puedo entender a la gente que, como tu tío, se ha criado en otra época y por ello ha preferido llevar la vida que dictaban las convenciones de la época y no lo que él realmente quería, pero no me entra en la cabeza que esto lo haga gente de 40, 30 o 20. Por otra parte si que me parece bastante triste que tu tío quiera vivir esta etapa como una edad que no tiene y como una persona que hace mucho tiempo dejó de ser. Con 60 años me parece muy raro que el cuerpo le pida estar de discotecas.

    Abrazotes.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hombre, tampoco sé si cierra las discotecas, pero que por lo visto empieza a ser bastante conocido en el mundillo, sí. (Parece mentira, pero en cosas como estas te das cuenta de que Valencia no es tan grande…).
      Saludos.

      Me gusta

  3. A mi entender… ese tipo de hombres que aun sintiéndose atraído por otros hombres se casa y tienen hijos… es que ellos mismos se crean sus propias cárceles. Lamentablemente hay muchísimos casos.

    Es una lástima que actúen así, porque los primeros dañados son ellos mismos.

    Pero más allá de lo obvio… ¿de verdad crees que la mujer de un hombre así (en concreto tu tia) no lo sabía? Yo creo que viviendo con una persona no puedes engañarla continuamente.

    Ya no se si se callan por comodidad o por miedo al cambio o que… pero yo apostaría todas las extremidades de mi cuerpo que tu mujer ya lo sabía. Y en tal caso… ella es cómplice y ahora no puede ir de santa.

    Aquí no hay buenos o malos.

    No se, digo yo. ¿no?

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues a ver, yo siempre he pensado que ella tenía que saberlo, porque por todas las cosas que comentaba mi tío, no había lugar a dudas. Pero por lo visto (he hablado con ella), dice que no se imaginaba nada de nada, así que ya no sé qué pensar.
      Saludos.

      Me gusta

  4. Pablo, perdona ¿me puedes hacer un favor? elimina mi anterior comentario, por favor… Es no puedo eliminarlo yo. Además de extenso es una plasta de mierda que vaya tela. Demasiado personal para soltarlo en otro blog que no es el mío. Es que no aprendo, joder! Podría resumirlo en: seguro que tras el shoch inicial para todos y pasado el tiempo, se convencerán que ha sido la decisión más acertada y saludable.

    Me gusta

    1. Elimino tu anterior comentario porque tú me lo has pedido, pero no porque sea una “plasta de mierda” como dices. Espero que como tú has comentado después de esta tempestad, vuelva la calma entre todos.
      Saludos.

      Me gusta

      1. Gracias, Pablo… es que me dió la impresión de que me había pasado diez pueblos opinando sobre algo tan personal como es la familia, en este caso la tuya. Me sentí mal. Ojalá todo se arregle.
        Un abrazo.

        Me gusta

  5. Yo con este tema he sido bastante crítico, por el engaño mayúsculo que supone hacia la pareja heterosexual que eligen para “cubrir el expediente” de cara al público y por las maneras múltiples que intentan encontrar los interesados para justificar su manera de hacer las cosas.
    Después he llegado a entender que las cosas no son ni blancas ni negras, que las cosas no son hoy en día como eran hace unos cuantos años, y que muchas veces ( aunque esté mal ) las personas se mueven por inercia, dejándose llevar por las presiones y circunstancias externas, y antes de darse mucha cuenta se ven en un lugar y en una situación que no habían deseado.
    DIgo yo que llegado un cierto punto y viendo como la mentalidad y la sociedad han cambiado con respecto a estos temas, lo más normal y honesto es hacer lo que hizo tu tío…después ya viene lo más triste que es asumir que el tiempo perdido no se puede recuperar, y en eso creo que él puede estar equivocándose porque como dices puede resultar un poco patético a cierta edad comportarse como si uno tuviese treinta años menos. Seguramente el problema está más en los ojos de los que le miran que en él mismo, y si él se siente bien y tiene el sentimiento de estar disfrutando de la vida pues que haga lo que le de la gana con su vida y con su cuerpo, pero sí, visto desde fuera es inevitable pensar como tú estás pensando. Y por supuesto esos comentarios tan fuera de lugar, bufffff… están fatal pero digo yo que es todo fruto de ese intento suyo de pretender re-inventarse una vida nueva a los sesenta…me da un poquito de pena, no sé.
    Abrazos y buen fin-de

    Le gusta a 1 persona

    1. El problema es que yo estas cosas las había visto hasta ahora desde un sólo punto de vista, y entonces pues sí, pensaba antes en plan que si no es feliz, que todo el mundo tiene derecho a rehacer su vida, a darse cuenta de que todo era una fachada y patatín patatán. Pero ver de cerca todo lo que esa decisión conlleva es algo con lo que no contaba hasta ahora. Y por mucho que quieras, no puedes borrar de un plumazo 40 años de tu vida. Así que lo de borrón y cuenta nueva está bien, pero hasta cierto punto, creo yo.
      Abrazos.

      Me gusta

  6. supongo, como te han comentado, que en otra época se optaba por “la fachada” porque no había otra solución. A día de hoy incluso más de uno tiene que cumplir con “lo que la sociedad demandan de ellos” aunque, afortunadamente, la sociedad y la demanda está cambiando, poco a poco.
    Por otro lado está la liberación de tu tío es natural, es que cuando las cosas se guardan mucho tiempo acaban oliendo mal y es normal que haya estallado buscando aire nuevo, la pega es, como comentas, que lleguen a oídos de parientes… Caso en el que sinceramente no sé que decirte.
    No ha mucho, investigando en casa, encontré un diario de mi bisabuelo con sus correrías y, además de enterarme de que tengo primos repartidos por media Alpujarra y parte de la otra, aprendí que es mejor no enterarse de según qué cosas si deseas mantener la imagen de alguien en la mente. Es cobarde, obviamente, porque es negarse el hecho de que siempre se ha follao, se han puesto los cuernos, siempre ha habido mariconerío, etc pero creo que todos, incluso los abiertos de mente como tú, tienen un tope.
    un abrazo.

    Me gusta

    1. Pues lo explicas muy bien tú. Una cosa es saber que se hacen cosas (todos follamos), pero enterarte de según qué cosas de un familiar… Y que de esas mismas cosas se enteren sus padres, sus hijos, su ex….es como rizar todavía más el rizo, creo yo.
      Abrazos.

      Le gusta a 1 persona

  7. La verdad es un tema controvertido . Puedo entender – que no compartir – las ataduras y el funcionar de cara a la galería en décadas atras, lo que me cuesta entender es que siga ocurriendo actualmente con gente de 20/30.
    Comentaba UnAngel que nada es blanco o negro, desde luego razón no le falta, y me viene a la memoria precisamente una pelicula que vi hace bien poquito sobre este tema ” En la escala de los grises” .
    A mi si que me parece cruel forzar a unos padres mayores a que entiendan la decisión tomada así tan rocambolesca y menos con comentarios tan fuera de orbita.
    Por mucha liberacion que busque, muy lícita por cierto, sería deseable que su capacidad de asumir lo que le toca respecto a la familia que él mismo a cosntruido y amortigue el daño ocasionado y sus consecuencias.
    Lo que si me parece patético es la forma vertiginosa y desenfrenada de vivir su geisismo , me da pena.
    Por mucho reseteo que haga, 40 años alguna huella dejaran, digo yo………..
    Bueno, tú si que verás la evolución del tio Vaina, haber como le pinta .
    Abrazos

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s