Si me hubieseis preguntado hace unos años con qué palabras asocio el verano, tal vez hubiese dicho: calor, sol, playa, vacaciones o helados. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, debería unir la palabra “nudismo” a esta retahíla.

Sin embargo, en este post únicamente quería tratar mis primeros contactos en ese mundo, dejando mis experiencias en esas playas para posteriores entradas.

La primera vez que fui a una, con amigos heteros, fue por puro morbo para poder ver a gente en bolas.

Por aquella época, yo todavía era menor de edad. De hecho, de los tres que fuimos, sólo uno era ya mayor de 18 y lo recuerdo porque él ya tenía carnet y nos acercamos con su coche a Javea.

La playa era mixta, con lo que había gente desnuda entremezclada con gente vestida. Nosotros no nos desnudamos y nos pasamos la mayor parte del tiempo en el agua babeando y mirando hacia todos lados. Mis amigos, a todas las chiquitas, y yo, con disimulo, a cualquier tío que entrase en el agua.

Pero quien más me marcó, para bien, fue un “papaito” que aunque se pasó toda la mañana vestido, al marcharse, se despelotó completamente para cambiarse de bañador, dejando una panorámica de su culo, que tardé mucho tiempo en olvidar.

La segunda vez que fui, bastantes años después, ya fue con mi amiga Raquel. No recuerdo muy bien porqué, pero un sábado acabamos en la playa seminudista de El Saler, muy próxima a Valencia ciudad.

En realidad acabamos en la frontera que separa la nudista de la textil y allí que plantamos la sombrilla.

Por aquel entonces, mi salida del armario forzada aún no se había producido, con lo que como en la vez anterior, tuve que disimular bastante. Tampoco nos desnudamos, aunque ella sí hizo topless, dejando al aire un par de tetazas que recibieron bastantes miradas ajenas.

De aquella experiencia, recuerdo a Raquel hablándome de algo a lo que no prestaba ninguna atención, concentrado como estaba en un chulazo que estaba a sus espaldas duchándose como Dios lo trajo al mundo.

Aquella imagen de un tío, desnudo, bajo una columna de agua fue de un morbazo difícil de olvidar.

Por último, la tercera vez que me acerqué a una nudista ya fue con mi pareja, la actual, bastante tiempo después. Esa vez fue a una población cercana, Pinedo, en una zona de playa abiertamente gay.

Me convenció él porque realmente, no sé si por prejuicios o por qué motivo, pero nunca me ha apetecido ir a “guettos”, a zonas adrede destinadas a gays, igual que me pasó cuando empecé a ir a zonas de ambiente (siempre he sido muy cuadriculado).

Encima, aquella vez, un domingo por la mañana, la edad media de la playa estaría en unos sesenta años…

Recuerdo incluso a un hombre muy mayor, en la orilla, agachándose buscando tellinas (coquinas) y de verdad que no era una imagen muy agradable de ver (si os acordáis del ojo de Sauron, sabéis de lo que hablo).

Y es que hasta  entonces, mi único interés por ir a esas playas era por ver “ganado”: tipos buenos enseñándolo todo. Ver culos, pollas, pechos peludos o buenas piernas de futbolista. No veía nada más allá. No encontraba otro motivo para ir a una nudista que no fuese eso.

Hasta que esa vez, animado por mi novio, me desnudé y me fui al agua en bolas. Y esa sensación de “libertad” lo trastocó todo.

Fue un cambio total y es que la sensación de bañarse desnudo es algo increíble. Además, la vuelta a la toalla sintiendo la mirada de los otros sobre tu cuerpo, si tienes como yo un punto exhibicionista, es también algo muy morboso, con lo que empecé a cogerle el gusto.

Eso no quiere decir ahora que cuando voy a la playa ya no mire a mi alrededor. No es así. Todos lo hacemos. Pero la sensación de tomar el sol, bañarse, pasear o hacer jueguecitos con tu pareja, sin ropa de ningun tipo, es algo que recomiendo a todo el mundo hacer alguna vez en la vida.

Así que si podéis, animaros este verano si tenéis alguna nudista cerca y ya me contáis porque además es algo que engancha. Y mucho.

Los comentarios, aquí debajo o en mi mail: gayalguien@hotmail.com.

Anuncios

16 comentarios en “La playa

  1. Yo aun llegaría más lejos. El nudismo ayuda a ver de forma más natural el cuerpo humano. Al menos a mí me pasa.
    Yo a veces voy solo a la playa a mediodía un rato y te juro que a pesar de estar desnudo, no surge en mi ninguna clase de morbo o excitación. Sólo voy por el placer de tomar el Sol totalmente desnudo y sobre todo por nadar. Es un gran placer que sólo entenderá quién lo haya experimentado.
    Otra cosa es cuando voy con mi chica y al final del día cuando ya queda poca gente me apetece “jugar” y provocar un rato.

    Creo que todo el mundo debería probarlo al menos una vez, más de uno cambiaría su opinión. Seguro!

    Me sorprende las pocas playas nudistas que hay por el litoral peninsular, a pesar de que en verano son playas muy muy concurridas.

    Me gusta

      1. Será en algunas playas.
        Ve a la playa de Benalnatura en Benalmádena (Málaga). Esa playa es nudista y está a tope. Te aseguro que a partir de las 12 ya no cabe un alma. Y otras playas nudistas de por aquí también se petan.

        Me gusta

  2. La primera vez que fui a una playa nudista pensaba que iba a estar todo el rato palote porque me empalmo con facilidad pero para nada, que no hubiera nadie que me llamase la atención ayudó bastante. Depende de con quien vaya voy a playas nudistas o textiles sin ningún problema aunque como bien dices es indescriptible esa sensación de nadar desnudo.

    Abrazotes.

    Me gusta

    1. Pues yo estas primeras veces que fui tampoco me empalmé en ningún momento. Otra cosa es que vayas con tu pareja y te pongas calentorro perdido, que entonces sí, pero de normal no me suele pasar demasiado. (Morcillón sí, pero es mucho más habitual).
      Abrazos.

      Me gusta

  3. Completamente de acuerdo. Desde que empecé a hacer nudismo hace ya 13 años no he parado. Ahora me siento incómodo con bañador. Y, por supuesto, también hay muchísimo morbo. Si yo te contara… Pero bueno, ya que tú has compartido tu primera vez, yo voy a hacer lo mismo. La podéis leer en este enlace de la web nudismo-naturismo.com: http://nudismo-naturismo.com/prim_60.htm#nacho

    Me gusta

    1. No había leído ese post y puedo entender esa timidez inicial (aunque a mí me pudo el morbo…), pero si repites, poco a poco esa sensación de “inseguridad” te aseguro que va desapareciendo.
      Saludos.

      Me gusta

  4. Mis primeros recuerdos y sensaciones de nadar e ir desnudo los tengo de pequeño en las playas de Túnez. Una vez aquí, en este país, las escapadas con mi madre su novio y algunas parejas de amigos de ellos en el Cabo de Gata y otras playas por el estilo.. Coincido con vosotros, muy pocas cosas resultan tan placenteras como nadar y tumbarse en la arena desnudo. Lo que no soporto es tomar el sol a no ser ya a últimas horas de la tarde…
    He tenido tonteos y refregones, pero nunca sexo en una playa. Es curioso, ver a tíos andando o paseando no me despierta mucho morbo, pero si están tendidos en la arena cerca de donde estoy y me miran, la cosa cambia mucho.. depende de quien te mire, naturalmente.

    Me gusta

  5. Pues mi primera experiencia nudista fue en la playa de Pinedo hace mogollon de años,( 20 primaveras tenia) no exenta de curiosidad, morbo,miedo, en fin Serafín………… jejeje
    Y para colmo de esa estancia por allí , apareció de una duna un pedazo chorbazo muy armado mamma mía jajaja
    Sin duda es una sensación de libertad total sobre todo el nadar.
    Aunque los mares a mi me quedan lejillos, cada vez que puedo el sol broncea la piel que habito
    Feliz verano nudista .
    Saludo

    Me gusta

  6. Qué te voy a decir que no sepas ya: que las playas nudistas me gustan. De hecho, tengo un par de amigos instagrammers que no paran de recomendarme la dichosa playa del Pinedo, así que a ver si este verano tengo un hueco y me subo con el coche a descubrirla. Eso sí, en mi caso no soy de los que están todo el día en bolas, suelo ponerme en bolas para bañarme, secarme, tomar un poco el sol y luego ya me enfundo el bañador porque si no acabo empalmado todo el santo día (tras más de una década yendo a playas nudistas es algo que no consigo vencer).

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s