No hace mucho os hablé en este blog de “El desconocido del lago“, una película de intriga ambientada en una zona de cruising francesa.

Pues bien, hace poco di por casualidad con un cortometraje que parece que lo hubieran hecho con las escenas eliminadas de aquella película. Y digo eliminadas por lo explícitas que son para aparecer en una película mínimamente conercial.

Y es que este corto es una sucesión de imágenes de mamadas y folladas reales grabadas con lo que, parece ser (o eso simula en algunas escenas), una cámara oculta.

Las escenas se ven de una forma clara, sin filtros, aunque sí se difumina la cara de los participantes para preservar su intimidad.

Se supone, por tanto, que de actores profesionales nada, con lo que lo que se ve en el film es el fruto de calentones reales entre tíos amateurs.

Lo único que está editado es la contraposición de imágenes, pues se montan varias escenas a la vez, una al lado de la otra, para que así la zona tenga la apariencia de una gran orgía al aire libre.

El nombre de la película viene dado por la zona de playa donde está grabada. Limanakia es realmente una zona rocosa, de calas, situado en el sur de Atenas. En concreto en la zona de Leoforos Poseidón.

Yo, de Grecia, conocía Mikonos como el paraíso gay por excelencia (una especie de Ibiza griega) pero se ve que esta zona en concreto es también conocida por los amantes del cruising del mundo.

El autor de este cortometraje es un tal Antonio da Silva, y leyendo información sobre él no me queda claro si realmente es director de cine, o lo que pretende es realizar un estudio sociológico sobre el fenómeno del sexo gay alrededor del planeta.

Y es que desde el año 2011 hasta este año 2016 ha realizado ni más ni menos que 19 cortos, con una duración entre los cuatro el más corto y unos 36 minutos el más largo, con argumentos tan variados como el sexo en público, el sexo en pareja, el sexo intergeneracional o el sexo durante celebraciones de todo tipo.

Y con títulos tan sugerentes como “Daddies”, “Nude dudes”,”Cariocas” o “Brazil Carnival”, donde las escenas explícitas se intercalan desordenadamente con un estilo de grabación próximo al documental.

Según su página web, su director (portugués de nacimiento aunque londinense de adopción) no se considera asimismo «pornografo», aunque sí un artista que usa sus gustos personales y su interés por el cuerpo masculino para plasmar imágenes de sexo de una forma, al menos, distinta a lo visto hasta ahora.

Si veo alguna película más de este autor, ya la iré comentando por aquí. De momento, os dejo un enlace a su página web y al tráiler de este corto en concreto.

Los comentarios, aquí debajo o en mi mail: gayalguien@hotmail.com

Anuncios

5 comentarios en “Limanakia

  1. Pues sí que es explícito, sí, cáscaras. Yo con ese argumento de desear plasmar la belleza masculina y tal y cual ya me he encontrado más de una cosa que está a un paso del porno si no con los dos pies dentro, aunque es cierto que en ocasiones -como en este caso- hay unas pretensiones estéticas que no se encuentran en el porno tradicional y que el entorno que rodea la “acción” es una maravilla.
    ¿Qué es lo “malo”? Pues la gente de a pie lo ve y se piensa que los gays se pasan el día follando. ¡Error! Porque es que no, que hay un buen porcentaje que no nos lo pasamos tan bien ni de coña, jeje.
    ¡Ten muy buena semana!

    Me gusta

    1. Hombre, que yo he ido a playas así rollo paradisíacas y no me he puesto a comerle el nabo a nadie, eh? Que no creo que por ver la peli la gente se piense que los gays vamos follando a todas horas por los rincones, jeje.
      Buena semana a ti también!

      Me gusta

      1. Ya sé que no es así, jaja, pero cuando te dejaba el comentario me acordaba de que algunos compañeros de trabajo cuando veían – accidentalmente supongo- algún capítulo de aquella serie de “Queer as Folk” (que tampoco era para tanto) siempre decían “joer estos gayses que bien lo pasan, si están tol día follando”. Claro que tengo alli una banda que han saltado del australopitecus cateto a la vida moderna sin evolución de por medio. Y que me perdonen los australopitecus, jeje.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s