Una de las primeras cosas que M. y yo hicimos en plan pareja fue ir a hacernos juntos las pruebas del VIH. No es nada romántico, lo sé, pero el motivo estaba claro: si yo no estaba seguro ni de mí mismo, cómo iba a fiarme de otro?

Meses antes, en una de esas etapas mías calenturientas, había contactado con un tío con el que, aunque había hablado alguna vez por Internet, no tenía el gusto de conocer en persona.

El plan era folleteo y poco más, y con esa intención tan clara me invitó una noche a su casa.

Aunque igual ha dado otra impresión por aquí, la mayoría de las veces que quedaba en plan “noche loca” no pasaba de los morreos y las pajas. Sólo los días de mucho calentón era cuando, realmente, acababa follando.

Esa noche fue una de ésas y como el tío físicamente me molaba, y yo a él, tuve claro nada más llegar que en esa cita iba a haber sexo con mayúsculas.

Encima siendo ambos versátiles, la noche prometía que iba a ser larga.

Empezamos enrollándonos en una especie de sofá relax, para después bajar al suelo (en la alfombra, de esas de pelo largo), y subir luego hasta apoyarnos sobre la mesa del comedor.

Si primero había empezado follandomelo  yo (tenía uno de esos culitos mulliditos que a mi me flipan) fue al llegar a la mesa cuando se cambiaron las tornas.

Sacó un segundo condón de la caja (el primero aún me colgaba a mí de la polla) dispuesto a, con algo de lubricante,  follarme en medio del comedor.

Ya empezó mal intentando meterla en plan brusco cuando yo, de primeras, soy bastante estrecho (ya entendéis lo que quiero decir), y siguió mal intentando forzar algo que no hacía sino tener el efecto contrario.

Fue entonces cuando yo opté por tumbarme boca arriba, en plan tía (postura que no me gusta demasiado) para ver si la cosa se hacía más fácil, y porque, con lo caliente que iba, no estaba yo dispuesto a irme sin haber recibido mi dosis de polla.

En esa postura entró por sí sola y justo cuando estábamos en medio del mete-saca,  un ruido nítido de desgarro nos dejó a ambos helados, y en completo silencio.

El sonido fue similar a cuando un globo de estos de los críos, explota cuando se hincha demasiado.

En este caso, algo elástico y también de “goma”, era lo que había reventado…

Quietos como estábamos, le dije que sacase la polla muy lentamente, esperando que el sonido no fuera lo que ya imaginábamos los dos.

Recuerdo perfectamente la sensación al ver cómo salió la polla con medio condón adherido aún al tronco, pero dejando el capullo totalmente al aire.

La cara desencajada suya, supongo que era también un reflejo de la mia, porque yo no me podía creer lo que había pasado.

Es cierto que él ni siquiera había llegado a correrse, pero el hecho de saber que había “follado a pelo” con un desconocido hacía que todos mis agobios, de los que os hablé en Obsesión, volviesen de golpe a mi cabeza.

Aunque el tío también estaba acojonado, fue al ver mi reacción, mi ansiedad en esos pocos minutos, que él pasó a tranquilizarme insistiendo en que “estaba limpio”.

A mí en ese momento me podía decir misa que yo no iba a creerle. Yo sólo quería irme de allí y encerrarme los próximos meses hasta que un certificado médico me dijese que no tenía nada.

Me vestí en un minuto dispuesto a irme y, aunque él me lo impidió en un principio, al final me dejó marchar pidiéndome eso sí que me tranquilizara por lo menos.

En mi recorrido a casa pensaba que hasta el sexo seguro puede fallar a veces, y que igual esta vez sí, podía haberlo cagado pero bien.

Los días siguientes yo era totalmente como un zombi. Aunque iba a trabajar, estaba con la familia, o los amigos, mi cabeza siempre estaba en otro sitio y, como no, pensando siempre en lo peor.

El chico, mientras, ya no sabía cómo decirme que me calmase. Me mandaba mensajes, y me llamaba (llamadas que yo rechazaba) sólo para decirme que aunque él también tenía razones para estar asustado, que confiaba en mí desde el minuto uno que me había conocido.

Yo, por supuesto, no pensaba igual de él, y así se lo decia, echándole incluso la culpa de algo de lo que ninguno de los dos era culpable.

Fui cruel, borde, desagradable y todo lo que os podáis imaginar, y es que cuando me entran estos miedos irracionales (o no) mi reacción no es demasiado adulta que digamos.

Finalmente, una semanas después, me dijo que por favor fuese a su casa, que quería enseñarme algo.

Y fui, claro, pero sin intención de pasar del recibidor (no me preguntéis porqué) y fue allí donde me entregó un papel donde constaba que se había hecho las pruebas de VIH y hepatitis con resultado negativo.

Al ver eso, volví a ser persona, le pedí disculpas, y aún me sentí peor cuando me dijo que le había hecho las pruebas un médico amigo suyo, que hasta entonces no sabía que era gay, y al que le había contado todo para que le hiciese las pruebas lo más pronto posible…

Yo me comprometí a hacerme las pruebas también, pero me dijo que no hacía falta. Que si quería, me las hiciese por mí, pero no por él. Sólo me pidió que si otra vez pasaba por algo similar, no volviese a tratar a nadie como lo había tratado a él, porque le había hecho bastante daño.

Me gustaría decir que aprendí la lección, pero me conozco bien y no se cómo podré reaccionar en un futuro ante situaciones de este estilo.

Esa vez, las pruebas me las hice ya con mi pareja, como indiqué al principio (resultaron negativas para ambos) y creo que, a pesar de todo, sólo entonces pude respirar completamente aliviado.

Los comentarios, aquí debajo o en mi mail: gayalguien@hotmail.com

Anuncios

17 comentarios en “El condón asesino

  1. Está claro que ante situaciones como la que mencionas te puedes llevar un buen susto, pero las probabilidades de que hubieras tenido algún contagio eran casi inexistentes. ¿Por qué? Bueno, lo importante es que él no había eyaculado y lo segundo es que nada más oír el desgarro, se sacó la polla y no continuasteis follando. Cualquier ETS no habría tenido tiempo de infectar, a no ser que se dieran unas circunstancias en ambos muy particulares que no fueron vuestro caso (presencia de sangre en su capullo y en tu ano, es decir, dos heridas abiertas a la vez; presencia de semen, etc).

    No obstante hiciste lo correcto en hacerte las pruebas rápidamente. La gente, y hablo en general, se está relajando muchísimo con las ETS y el VIH. Este verano he rechazado a tíos buenorrísimos por tener chancros y cosas raras en el rabo muy evidentes… La gente pasa, cuando una ETS se cura con antibiótico afortunadamente y el VIH se trata hasta tal punto que resulta indetectable, quiero decir, que lo importante es tratarse y dejar de seguir infectando.
    Un saludo Pablo!

    Me gusta

    1. Si la teoría la sé, pero mi problema es que de normal soy, aparte, bastante hipocondríaco. Y si a eso le sumas que en mi primera experiencia ya me entró un agobio de meses por un tema similar, el resultado es que siempre he intentado ir al riesgo cero en todas mis relaciones. Pero eso es un imposible, claro, y la rotura del condón provocó que todos mis miedos (irracionales) volviesen de golpe. Y a algo irracional no se le puede pedir lógica.
      Saludos.

      Me gusta

  2. Es normal que te preocupases pero hombre, igual también fuiste un poquitín chungo con este otro pobre que a fin de cuentas tenía lo mismo que perder que tu, la misma parte de responsabilidad en el asunto ( porque el percance fue involuntario ) y que intentó darte tantas muestras de tranquilizarte y darte tantas muestras de afecto como buenamente pudo. Ya sé que eso a ti no te servía de nada pero pienso que podía haber pasado de tu persona y dejarte con tus “comeduras de coco” ( dicho con todo el cariño, ¿eh? y con todo el respeto que no trato de minimizar la importancia del tema ) sin preocuparse de como estabas, y sin embargo estuvo ahí hasta que te quedaste tranquilo, eso dice mucho de él.Te justifica que es cierto que cuando a los humanos nos entra el rollo “aprensivo” y nos obsesionamos con una cosa de estas, perdemos de vista toda objetividad y toda perspectiva y lo digo por propia experiencia. Pero vaya, todo esto ya lo has pensado tú después y llegado a la misma conclusión que yo así que ¿para qué te digo ná?

    Me gusta

    1. Jajaja, tienes toda la razón.
      Echando la vista atrás me doy cuenta de que por regla general siempre he dado con buena gente y muchas veces no he sabido valorarlo o lo he hecho tarde. En este caso sí que pensé, a posteriori, que no había sido justo, pero como bien dices cuándo a mi me entra el rollo obsesivo, no razono con normalidad…
      Saludos.

      Me gusta

  3. Es normal que te rayes con el tema porque es un tema serio al que la gente no le suele dar la importancia necesaria pero sí, te pasaste siete pueblos con el chico, yo ni te hubiera insistido tanto ni te hubiera enseñado las pruebas (viendo que no querías saber nada de él) porque me da mucha pereza tener que ir detrás de la gente. Pero por lo menos reconoces tu error y eso te honra.

    Abrazotes.

    Me gusta

  4. Valoro mucho más la actitud y forma de afrontar el incidente por parte del chico, sus formas de calmarte y a la vez- imagino- de encontrar él mismo su capacidad de tranquilizarse. Y su agilidad en buscar solución en hacerse las pruebas,que tampoco le resultaría cómodo ni fácil el contarle al amigo médico la causa.Y le honra más si cabe el querer mostrarte en persona el resultado.
    Entiendo la explosión de miedos incontrolables ( ay la mente que fuente de líos nos fabrica!!) que maquillan la razón, la lógica ,y el sosiego.
    Con perspectiva lo comprendiste, pero no se merecía tanta caña, habida cuenta que era cosa de dos.

    Saludos y feliz finde.

    Le gusta a 1 persona

    1. Para caña la que me estáis metiendo en los comentarios, jeje, pero tenéis toda la razón del mundo, y no me comporte bien. Espero que, al menos, me sirviese de lección sobre cómo NO hay que reaccionar ante situaciones que te superan…
      Un saludo.

      Le gusta a 1 persona

  5. Vaya putada debe ser el caso es que supongo sabéis las ETS solo se contagian por sexo o sangre, la saliva no pero aún así sobre todo a la hora de chupar hay que tener cuidado también sabéis que algunos tipos segregan ese “lubricante” y eso ya es contagioso.

    Hay algunas ETS que se evidencian enseguida y con pelícilina (o derivado) se arregla pero el VHI ya es más jodido pues puede tardar meses en ser detectado, así que de poco sirve hacerse un test inmediato ante la duda.

    Lo que no entiendo es porque aún en España no se puede conseguir el Truvada http://www.cdc.gov/hiv/spanish/basics/prep.html al menos ofrece una seguridad “racional” Los estudios han mostrado que la PrEP reduce en más del 90 % el riesgo de contraer el VIH a través de las relaciones sexuales cuando se toman los medicamentos de manera constante. Entre las personas que se inyectan drogas, la PrEP reduce el riego de contraer el VIH en más del 70 % cuando se toman los medicamentos de manera constante.

    Así que aún queda ese 10% de riesgo, yo soy prudente lo reconozco y debo estar muy seguro del tipo malogro muchas relaciones pues mamar con goma gusta poco “que le vamos hacer” solo en contadas ocasionas después de observar al tipo “si repetimos” y veo no segrega nada previamente quizás mamo, lo habitual es que mame los huevos, y la polla sin “regodearme” en el capullo, joder!!!! con lo que me gusta, y eso sí pal folleteo siempre goma.

    Me gusta

      1. Pablo los tiempos no están para bromas el VIH puede tardar más de 6 meses en manifestarse hay muchos portadores que ni lo saben, lo jodido es que un portador podría vivir toda su vida sin que se le manifestara la enfermedad y contagiar a miles “por ejemplo” y la cadena ya está hecha, sin embargo y según la resistencia inmunológica de un contagiado se le puede declarar enseguida, esa es la putada.

        Los actores porno cada semana deben de pasar un test usen o no usen condon, te dire yo cada 6 meses me hago un test te lo puedes hacer gratuitamente en la Cruz Roja hay más sitios según municipios en sus servicios sociales.

        Tengo amigos afortunadamente que siguen los mismo procedimientos y tomamos el Truvada nos hace sentir más seguros, fuera de ello ya dije he perdido “ligues” a lo más que llego y me dejo es mamar los huevos y polla pero capullo nada tío y follar con goma.

        Un saludo

        Me gusta

  6. Leer tu experiencia me ha hecho recordar un par de situaciones similares y que no deseaba rememorar. Es una muy mala sensación, aunque en mi caso siempre he cruzado los dedos y he ido derechito a una farmacia (mucha gente no sabe que en muchas farmacias hacen estas pruebas) a hacerme las pruebas pertinentes.

    Saludos.

    Me gusta

  7. Por fortuna no me he visto en ninguna situación similar, pero si así fuera, espero tener la suerte de encontrarme con una persona de similar bondad. Por otro lado a saber cómo reaccionaría yo…

    A lo que te han dicho por aquí, sólo añadir que rectificar es de sabios y espero que sí hay una segunda rotura (esperemos que no) actúes con más sangre fría.

    Un saludo.

    Me gusta

  8. Em España no hay terapia posterior a exposición? El PEP hasta 72 horas posteriores a exposición es un método muy eficaz en “accidentes” como el tuyo, aunque el uso de antirretrovírico por 28 días suele ser desagradable por los efectos colaterales.

    Me gusta

    1. No tengo ni idea de lo que cuentas, así que no te puedo decir. De todos modos, el “accidente” como tú lo llamas pasó hace años, así que desconozco cual es la situación actual.
      Un saludo y gracias por comentar.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s